CASTILLOS, IGLESIAS, ALDEAS MEDIEVALES, MUSEOS DE LUNIGIANA

El pueblo de Malgrate
El pueblo de Malgrate

La Lunigiana es una región riquísima de arte y monumentos. Zona de pasaje, para su vecindad con el norte de Italia y el mar Mediterráneo, está repleta de testimonios históricos de primera importancia. La característica principal es el legado de sus castillos, muchos admirables hoy en día, en la mayoría de casos en ruinas, que nos enseñan el esplendor medieval de estas tierras, aunque corto, muy prolífico desde el punto de vista artístico. Entre los castillos más evocadores, podemos admirar hoy, entre otros, el castillo del Piagnaro de Pontremoli, el castillo de Lusuolo en Mulazzo, el castillo de Filattiera, el castillo de Malgrate, el castillo de Castiglion del Terziere, la villa de Tresana, el castillo de Monti y de Bastia, la fortaleza de la Brunella de Aulla, el castillo del Verrucola en Fivizzano y el castillo del Aguila de Gragnola, el castillo de Fosdinovo.
Los castillos fueron construidos principalmente alrededor de las aldeas principales, hoy aldeas medievales características. Filetto y Filattiera, de origen Bizantina, las aldeas de Pontremoli como Bratto, de raia y Grondona. Montereggio, Groppoli y Castevoli en Mulazzo, Rocca Sigillina, Ponticello y Caprio en Filattiera. Las aldeas de Aulla a lo largo de la Via Frangicena, Albiano, Caprigliola, Olivola y Bibola. Y en la Lunigiana oriental, Monte de’ Biandhi, Equi Terme, Monzone o Casola in Lunigiana con Regnano.
De la misma manera, podemos comprobar la gran religiosidad de esta región en el número de iglesias presentes en el territorio. La iglesia románica de Santo Stefano de Sorano en Filattiera, la iglesia románica de Codiponte, la iglesia románica de San Paolo en Vendaso, la iglesia románica de Crespiano, el complejo de la Santissima Annunziata en Pontremoli, la abadía de San Caprasio en Aulla, el convento de los Agostiniani en Fivizzano, la iglesia de San Remigio y el Oratorio dei Bianchi en Fosdinovo.
Este legado, está bien recogido en los museo de la zona. El museo de las estatua Stele, en el castillo del Piagnaro, el museo Etnografico de la Lunigiana, en Villafranca, situado en un antiguo molino, el museo de la historia natural de la Lunigiana en Aulla, el jardín botánico del Frignoli, el museo del territorio del valle alto Aulella en Casola en Lunigiana, el museo de la emigración de la gente de Toscana en el marco evocador del castillo de Lusuolo.

Atrás